• Rutas a pie

    Pico Pandián. Bosque de Hormas.

    Dejamos para el final de nuestra estancia en Riaño el extenso bosque de Hormas, en principio habíamos pensado conocerlo en toda su extensión pero descubrimos que el pico Pandián con sus 2010 podria ser el mejor epílogo de nuestras rutas.
    Y a buen seguro así fue, la caminata por el extensísimo bosque de robles centenarios con amplios prados en donde se pueden ver corzos, jabalíes, caballos asturcones, rebecos, buitres y por supuesto ganado vacuno y lanar, nos llevó hasta la fuente natural que aquí nace y se ubica en la base de la subida hasta el Pandíán.
    No hay senda señalizada y la espesa vegetación en la parte baja complica y dificulta mucho la ascensión, hay que tomárselo con calma y de vez en cuando girarse a contemplar las vistas sobre las montañas de Riaño y el embalse que anegó uno de los valles más bellos del norte, nos preguntamos con pena como sería hoy esta comarca en su aspecto natural. Siete pueblos fueron anegados y se perdió una gran riqueza natural, algunos políticos de la época no se como duermen por la noches sin pesadillas.
    Culminamos la subida en el vértice geodésico que nos indica los 2.009 metros sobre el nivel del mar. Que decir de la espectacular vista en 360 grados : Picos de Europa, Montañas de Riaño, Bosques, embalse y la cercana montaña Palentina.
    Retornamos por la línea de cresta siempre sobre los 1.900 metros hasta la Requejada, nos desviamos hacia el valle siguiendo tramos abiertos, caminos de agua y pedreras sin nada definido hasta la zona próxima al bosque en donde de vez en cuando aparecen hitos que nos hacen pensar que vamos en la buena dirección.
    Nos adentramos en el profundo bosque, robles centenarios nos acompañan por un sendero más o menos intuido hasta lo más profundo en donde siguiendo el arroyo aparecen de nuevo los hitos que ahora sí nos llevan hasta el refugio de Osil.
    Se abre una pista amplia que da acceso a los prados en donde pasta el ganado, nos quedan ya los últimos 4 kms para poner punto final a esta ruta fantástica.
    Ruta difícil desde la fuente hasta el Pico y la bajada hasta el bosque en la vuelta.
    Lo mejor, sin duda las vistas desde el Pandián.
    Imprescindible GPS.

    Distancia: 18 kms.

    Circular.

    Enlace a Gpx.- Pandían

  • Rutas a pie

    Ascensión al Gilbo. Montañas de Riaño.

    Una de las rutas clásicas en las Montañas de Riaño.
    Salida desde el puente que cruza el embalse por la pista que lo circunda. Tomamos el primer desvío a la izquierda que en subida continua nos lleva, a través de un extenso bosque, hasta las praderas ubicadas en la base del pico Gilbo donde pasta el ganado.
    La senda se complica, subimos hasta la Collada, a nuestra derecha la peña llamada Cueto Cabrón, poco a poco el camino se hace más estrecho ascendiendo a media ladera, nosotros tomamos un desvío a la derecha, más difícil y peligroso por ir sobre la pendiente, con trepadas cortas pero intensas hasta retornar a la senda que nos llevará al inicio de la última ascensión, un estrecho canal que ha de subirse con cuidado debido a su desnivel, piedras sueltas y las altas escaleras naturales.
    Nuestro objetivo cumplido, el Gilbo, mole de piedra caliza de estructura piramidal, nos recibe dando paso a un maravilloso día soleado que nos descubre unas vistas espectaculares sobre el embalse aún con retazos de niebla sobre el río. Los «fiordos», los bosques autóctonos y las peñas que lo rodean hacen de esta ascensión una de las más bonitas de las montañas de León.
    En la cumbre del Gilbo (1678 m.), también conocido como el Cervino leonés, se divisa una panorámica espectacular de toda la cordillera cántabra.
    Ruta difícil en sus 2 kms. finales. Precaución en esta última parte tanto en la subida como en la bajada.

    Distancia: 8,21 kms.

    Circular.

    Enlace a Gpx.- Gilbo

    Montañas de Riaño

  • Rutas a pie

    Pico Cerroso. Hayedo de Acevedo.

    Desde el pueblo de Argovejo tomamos el sendero que nos conduce al valle de la Trapa, una señal nos indica donde debemos desviarnos, iniciando una ascensión dura por un cañón natural hasta una pedrera, la cruzamos y descendemos por un paso estrecho hasta el pozo de la Nieve.
    La Foz de las Escaleras a nuestra izquierda nos 1señala el sentido de nuestra ruta y caminos de animales nos conducen hasta la base del Cañón del Queso, nos queda los más difícil, la subida hasta Pico Cerroso a 1838 m., el fortísimo desnivel se añade a la pedrera que dificulta nuestro ascensión lenta y a veces insegura, llegamos por fin a la base de Peña Cebedo, el hayedo al fondo y la cadena montañosa de los montes de Riaño y Picos de Europa se muestran majestuosos, desde aquí otra pequeña ascensión hasta Pico Cerroso, vértice geodésico, fin de nuestra ascensión.
    Vista panorámica.
    Caminamos por la línea de cresta hasta el Collado de Trapa, descenso no muy complicado hacia el Hayedo, continuamos por el camino de Trapa para retomar el sendero que nos devuelve al pueblo de Argovejo.
    Ruta por tramos difícil, imprescindible GPS.
    Las vistas desde Pico Cerroso amplísimas: montañas de Riaño, Picos de Europa y Espiguete, en la montaña Palentina.

    Distancia: 10,65 kms.

    Circular.

    Enlace a Gpx.- Pico Cerroso

    Riaño, el valle escondido

  • Rutas a pie

    A Laxe – Verducido – A Laxe.

    Desde el pueblo de A Laxe, a los pies de la Sierra do Suído y a través de corredoiras en paralelo al río Parada que se encaja en el linde de los concellos de A Lama y Fornelos de Montes. dejamos la senda para seguir un pequeño tramo por carretera, cruzamos el puente sobre el río y nos acercamos A Feixa donde se ubica la cascada del mismo nombre. Continuamos a Verducido en donde nos sorprende la iglesia con campanario y reloj, unas placas nos hablan de hijos de esta tierra, alguno fue obispo en Filipinas. Le damos la vuelta al monte de A Fraga para retornar por el puente medieval de Campeliños que salva el río Parada. Un tramo más adelante retomamos la senda de A Laxe hasta O Couso y finalizar de nuevo en A Laxe.

    Distancia: 15 kms.

    Circular.

    Enlace a Gpx.- A Laxe

    Concello de Fornelos do Monte

    Concello de A Lama

  • Rutas a pie

    Monte Grande – Bande

    Desde el alto do Vieiro ruta circular por Monte Grande. Por pistas entre pinares nos acercamos hasta » O Foxo do Lobo «, estructura propia de esta zona con cuatro muros longitudinales que conducen al foso en donde caerá el lobo. Continuamos hasta el alto de Fonsanta, vértice xeodésico, vistas del valle de Verea con el alto de san Cibrao presidiendo y al fondo la Sierra de San Mamede. Regresamos al camino e iniciamos el descenso al punto de inicio, el Xurés y la sierra de Leboreiro como fondo de marco .

    Distancia: 13,8 kms

    Cicrcular

    Enlace a Gpx.- Monte Grande

  • Rutas a pie

    Fraga de Catasós, Lalín.

    Ruta circular en sentido inverso al propuesto recorriendo primero las fragas más próximas al Deza en donde predomina el bosque autóctono que protege las extensas praderías que sirven de pasto para la cabaña ganadera tan numerosa en esta comarca. Rematamos la ruta en las propia fraga de Catasós, » monumento natural «, me pareció poco cuidado y demasiado asilvestrado en oposición a lo que proponen los carteles de la Xunta de Galicia. Una pena.

    La Fraga de Catasós, a las afueras de la villa de Lalín -a medio camino entre Santiago y Ourense-, esconde robles y castaños centenarios. Las castañas sirvieron de sustento en los largos meses de invierno de antaño y con la madera de sus estilizados troncos se fabricaron las vigas de los pazos de estas tierras del Deza.

    Protegidos bajo la figura de Monumento Natural, pasan por ser de los ejemplares más altos de Europa.

    Esta fraga de excepcionales ejemplares de castaño y roble fue propiedad de la familia Quiroga de Catasós, residentes en el Pazo de este lugar. En 1864, uno de los herederos de este Pazo se casó con la joven Emilia Pardo Bazán, quien años más tarde escribía desde el Pazo lalinense de Quiroga buena parte de su libro ‘Os Pazos de Ulloa’.

    Al lado de esta solariega morada se levanta hoy esta masa boscosa con ejemplares de robles y castaños que han merecido el estudio científico y la admiración de fisiólogos vegetales a nivel mundial.

    Estos ejemplares de castaño de 30 metros de altura y 5 metros y medio de perímetro están considerados como los de mayor tasa anual de crecimiento de Europa. En 1954 fueron visitados por el fitopatólogo norteamericano Flippo Gravatt, quien los presentó ante la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), proponiendo su protección. En el año 1998 pasaron a ser propiedad de la Consellería de Agricultura y Medio Ambiente.

    Circular

    Enlace a Gpx.- Catasós

    A Fraga de Catasós

te gusta deandar ?, compartelo